Tristeza ante la navidad

Tristeza Navidad Teresa Gallego

Con la llegada de las fiestas navideñas llegan también diversos sentimientos: personas a las que las luces que brillan en las calles les alegra, quienes disfrutan la vuelta a casa de los familiares, la nieve que en algunos lugares se alían con el trineo y los juegos de los niños, etc. Pero también hay personas a quienes no les gustan estas fiestas, a quienes todos estos estímulos les generan ansiedad o les producen cierta melancolía o tristeza. Frases como “me gustaría dormir y que hubieran pasado las fiestas” o “borraría esta época del calendario” son habituales en la consulta en personas que acuden en busca de ayuda para superar este sentimiento disfórico que las fiestas producen. Además suelen afrontar la situación rechazando participar en las actividades familiares y tiñendo las reuniones de un estado de ánimo irritable o triste.

Muchos de los casos coinciden con el sentimiento de pérdida, que se hace más notorio en estas fechas: pérdidas materiales, pérdidas emocionales y pérdidas de seres queridos, cuya ausencia parece más evidente en Navidad.

Afrontar estas señaladas fechas no es sencillo, pero en ocasiones no queda alternativa y es necesario enfrentar la situación. Para ello, el entrenamiento en estrategias de afrontamiento, cambios de pensamiento, habilidades de solución de problemas y otras técnicas ayudan a confrontar las fiestas de una forma más productiva y positiva.

Algunos consejos sencillos y simples también pueden ayudarnos en estas fechas, si el malestar no es intenso:

No te fuerces: no tienes porqué disfrutar de las fiestas ni sentirte alegre, ni disfrutar de las reuniones familiares, no ocurre nada si no te sientas feliz en Navidad.

En el caso de que las cenas o comidas familiares no sean muy agradable y no puedes evitar acudir, trata de ir preparado. Selecciona a quien sea más afín a ti para poder estar cerca y evita las discusiones o los temas controvertidos.

Si no te gusta o no te es sencillo hablar de tí anima a los demás a que hablen sobre lo que  a ellos les gustan y tú escucha de forma activa.

Si no te gusta regalar ni que te regalen en estas fechas, házselo saber a tus familiares o amigos y explícales que agradecerías que este año no te compraran regalo y que tú tampoco regalarás a nadie, explícales tus motivos, nadie puede obligar a nadie a seguir una tradición.

El estado de ánimo está relacionado con el logro de objetivos y el sentimiento de control, así que es una buena idea si estableces tus propias reglas te planteas pequeñas metas diarias.

Y sobre todo, intenta disfrutar de los pequeños detalles: la felicidad está relacionada con los pensamientos, si tienes pensamientos negativos la probabilidad de sentirte mal o triste es mayor tanto en estas fechas como en cualquier momento del año.

 
Teresa Gallego Álvarez
Doctora en psicología
Gabinete de psicologia y salud. CUANTICA
C/ Vargas 55A  3ºB
Santander (Cantabria)

 

Utilizamos cookies de terceros en redes sociales para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies